La moda vive una etapa donde el slow fashion y la sostenibilidad van tomando cada vez más protagonismo. El público demanda saber más sobre la procedencia de los materiales y van adaptándose a las nuevas formas de hacer moda.

El cuidado del medio ambiente y las buenas prácticas con éste se han convertido en algo necesario, y la moda no ha querido quedarse atrás. Es por eso por lo que muchas empresas se han puesto a trabajar e investigar con nuevos materiales, se navega por un mundo en el que el textil y la tecnología se unen para formar un binomio perfecto.

Desde So Catchy! Where Fashion Begins os presentamos cinco materiales novedosos que ponen en alza la sostenibilidad y la tecnología.


 

El plástico como tejido

Se trata de realizar prendas reutilizables a base de plásticos, como por ejemplo el envoltorio del queso o bricks de leche. La idea es volver a hacer textiles diferentes, aprovechando la creatividad y el diseño para crear una y otra vez prendas distintas. Un ejemplo de ello es el proyecto de la diseñadora Jessica Pullo, Biótico.

Zero Waste y tejidos de regeneración

La tendencia zero waste viene penetrando desde el año 2015, y aunque ahora son muchos los diseñadores que utilizan esta técnica para no desperdiciar tela, los antecedentes a ésta son los kimonos japoneses que utilizan cortes rectos para que no cayesen en desuso los retales de los materiales tan costosos con los que estaban realizadas esas prendas. Ahora son muchos los diseñadores que, además de recuperar esa práctica de patronaje, utilizan toda la tela para sus diseños, haciendo de ellos, obras de arte, sin ninguna tela que desperdiciar.
A esta práctica de diseño le sumamos los tejidos que se crean a partir de la regeneración, es decir, se aprovechan los residuos para crear nuevas materias primas, un buen ejemplo es la empresa Econyl, que utiliza el nylon de alfombras, ropas y redes de pesca, para convertirlas en materiales con los que hacer nuevas creaciones.
01-so-catchy-whip-appeal-of-sweden-econyl-01 02-so-catchy-whip-appeal-of-sweden-econyl-02

Diseños de Whip Appeal of Sweden

 

Materiales obtenidos de la piña

Piñatex es un tejido creado por la empresa española Ananas Anam, a partir de las fibras de las de piñas de Filipinas, y cuyo objetivo es crear un tejido completamente natural y sostenible, puesto que una de sus características, es que se trata de un material compostable, es decir, al degradarse se convierte en compost o abono. class=”aligncenter size-full wp-image-12788″ src=”https://socatchy.co/wp-content/uploads/2017/02/03-so-catchy-pinatex-1.jpg” alt=”03-so-catchy-pinatex-1″ width=”860″ height=”338″ /> 04-so-catchy-bass-pinatex-sneakers-rombaut

BASS Pineapple sneaker de Mats Rombaut

 

Pieles alternativas

Como ya hablamos en un artículo sobre este tema, son muchas las innovaciones que están surgiendo en el ámbito de las pieles alternativas, un ejemplo interesante es el caso de Muskin, una piel obtenida de hongos que se parece al cuero y que está completamente libre de químicos durante el proceso de curtición. El descubrimiento de este nuevo material se debe a la empresa Grado Zero Space, que ha conseguido crear una alternativa al cuero, consiguiendo así un tejido sostenible gracias, entre otras cosas, a su no procedencia animal.

05-So-catchy-innovación-textil-muskin

 

Tejidos inteligentes

Nanotecnología y termorregulación son nombres que a partir de ahora sonarán también en el mundo textil. A través de microcápsulas de termorregulación, la prenda consigue un equilibrio entre el calor que genera el cuerpo y el que es liberado al ambiente. La termorregulación suele utilizarse en tejidos deportivos, donde los niveles de calor corporal y ambiental pueden influir en la práctica deportiva. A partir de la nanotecnología, se crean tejidos que tienen infinidad de propiedades, por ejemplo, antimanchas, autolimpiadoras, antiolor o ignífugas.


 

Layout por Michael Padilla