Más allá del animal print, el auge de la impresión digital ha copado el mercado de la moda en los últimos años, y no parece que tenga fecha de caducidad.

 

aloha7

 

El abanico de posibilidades que brinda esta herramienta en cuanto a creatividad en el diseño, definición de las imágenes o viveza en el color, hacen que esta técnica se haya convertido en la preferida para las grandes firmas pero también para las pequeñas marcas.

 

Dress by Yasumasa Morimura for Pleats Please Issey Miyake, 1996

 

En la actualidad, son infinidad las marcas que han apostado por esta técnica para sorprender al nuevo consumidor, ávido de mostrarse más “único” que nunca. Desde Black Milk Clothing con sus leggings de anatomía humana, hasta la colaboración de MSGM con ToiletPaper, pasando por marcas más comerciales como TopShop o Asos, Breaking Rocks Clothing o la polaca Aloha From Deer, Temáticas recurrentes como las hamburguesas, naturaleza o galaxias han llegado a hastiarnos, convenciéndonos del poder de esta tendencia de llegar al mainstream en muy poco tiempo. Gracias en parte al poder catalizador de redes sociales visuales como Tumblr, We Heart It o Instagram y a hordas de adolescentes hambrientas de nuevas tendencias.El origen podemos encontrarlo a principio de los 90s, cuando Issey Miyake colaboró con artistas contemporáneos para crearPleats Please Guest Artis Series, usando ropa plisada, y de talla única, como lienzo. Una idea compleja que nació en el Ballet de Frankfurt para vestir con elegancia a los bailarines de The Loss of Small Detail se buscaba asegurar la elasticidad, suavidad, delicadeza y gracia de los movimientos.

 

muscles_leggings

Nuestra preferida sin duda es Mary Katrantzou, que cada temporada nos brinda estampas fotográficas de ensueño, donde huyendo de la monocromía, nos perdemos en sus coloristas propuestas que van desde vestidos hasta fundas para iPad. El ejemplo perfecto de que esta técnica no es está reñida con el glamour y la elegancia.

 

mary-katrantzou so catchy

Foto: elle.pl

 

Y para terminar, no podemos olvidarnos de la empresa barcelonesa Smooooth Clothing, con su sinfín de modelos inspirados en el Tumblr “Sexy Sweaters” que han conseguido que creamos que no hay fotografía, ni temática que no podamos convertir en sudadera.

 

smooooth2