De Ernesto Naranjo sorprenden muchas cosas. Su talento para el diseño es evidente pero, en la distancia corta, Ernesto tiene un aplomo y tranquilidad impropios de su edad. Sabe lo que quiere y, lo que es más importante, tiene muy claro lo que no quiere. También está muy convencido de sus prioridades y, en estos momentos, seguir formándose es su máxima preocupación.

A sus 22 años ha sido seleccionado para desfilar en el próximo desfile EGO (la plataforma de Mercedes Benz Fashion Week Madrid para jóvenes diseñadores) en Febrero. Sus diseños puros, limpios y arquitectónicos son un soplo de aire fresco.

Ernesto Naranjo

Ernesto Naranjo

Ernesto Naranjo nació en Pilas (Sevilla) y aunque su intención inicial era estudiar arquitectura, su pasión por la moda acabó ganando el pulso. Lo que él veía como un hobby acabó convirtiéndose en su forma de expresión artística así que, mientras cursaba Bachillerato, iba por las mañanas a aprender corte y confección y, por las tardes, estudiaba.

Firme defensor de la metodología de enseñanza de la Universidad Central St Martins de la capital británica, no tiene pelos en la lengua para decir lo que le gusta y no le gusta de casi todo. De su mano, vamos a conocer un poco mejor cómo se estudia en una de las mejores universidades de moda del mundo.


SO CATCHY!: ¿Por qué cambiaste de decisión, de estudiar arquitectura a moda?

ERNESTO NARANJO: Yo empecé en el Bachillerato en la rama de “tecnológico” porque mi intención principal era estudiar arquitectura, cosa que no siguió adelante. No obstante, todo lo que hago es muy arquitectónico, ese camino no se me ha perdido. Pero empecé el bachillerato y, aunque me fue bien, era muy pesado e intenso. Yo pensé, que no quería pasar toda mi vida dedicándome a números y venga números, y cuentas… Además, a mí lo que me gustaba era la parte estética de la arquitectura. Le pregunté a mi padre, que se dedica a la construcción y me dijo que dentro de la arquitectura también estaban los tubos, el cemento… Y me dije… uff, mejor no, dejémoslo y vamos a cambiar de línea. Después me cambié de instituto para hacer los dos años de Bachillerato de Artes. Por la mañana iba a clases de corte y confección para empezar a rodar en el mundillo y por la tarde estudiaba.

Cuando acabé me dije… ¿ahora dónde voy? Yo no me quería ir fuera porque  me veía demasiado joven y  me daba un poco de miedo. Así que me fui a Madrid y empecé a estudiar en el  IED (Instituto Europeo de Diseño). Estuve año y medio y no me ofreció lo que yo pensaba que me iba a dar así que no terminé segundo y en abril de 2011 pensé que era el momento de irme a Londres… Me fui, hice un año de Fashion Folio que es como el previo a Central St Martins y estuve un año allí, hice mi portfolio, me entrevistaron, eché la solicitud para entrar Womenswear (ropa para mujer) y para Fashion Print (estampación), me dieron ambas plazas y ahora mismo estoy en segundo de la carrera. Solicité las dos porque sabía que entrar en WomensWear era muy complicado, donde más solicitudes había aunque a mi me gustaba más mi primera opción…

SC!: Cuando dijiste en casa que te ibas a dedicar a la moda en lugar de a la arquitectura, ¿cómo se lo tomaron?

EN: Mi madre me dijo “Muy bien, ¿dónde se estudia eso?” Ella quería algo reglado. Igual mi padre… que me dijo que mientras creara mi empresa o trabajara para cualquier empresa, cualquier trabajo que me gustara le parecía bien. Hay muchos tabúes todavía en el mundo de la moda, que si el niño estudia moda y es no sé qué… y más, en Sevilla. Yo he tenido la suerte de que el 99% lo tengo gracias a mis padres y mi familia que me apoya muchísimo porque hay muchos chicos que conozco que quieren pero no pueden.

Y, económicamente, yo he tenido la suerte que mis padres apoyan mis estudios. Ellos valoran lo que yo estoy aprendiendo allí, los contactos que puedo hacer… Están invirtiendo en mi educación y yo no quiero nada más.

SC!: ¿Por qué elegiste el diseño de moda para mujer?

EN: Porque yo veo la ropa más en cuanto a la forma, el shape, a los cortes, a las terminaciones. En Print es más sobre el tejido, son prendas más planas y se trabaja más sobre las técnicas de estampación, cómo hacer el devoré, etc.

ernesto_5

SC!: ¿Cuál es tu balance de lo que llevas ahora en Central St Martins?

EN: A mi me gusta mucho porque es una forma de trabajar muy distinta a lo que tenemos aquí. Aquí te sientas delante del profesor, cruzamos los brazos y esperar que te cuente el profesor todo lo que sabe. Y en Central St Martins te dan un briefing a principios del mes, de la semana o según lo que dure el proyecto, y a lo mejor tiene una tutoría con el profesor de 10 minutos y eso es todo lo que tú ves al profesor durante todo el proyecto. Tú haces el research, el development y todo lo que conlleva.

Cuando llegas a Central St Martins tú tienes que tener ya un nivel, no te lo enseñan. Vas como pegándote trompazos y descubriéndolo todo tú. Además, en tutorías, los profesores son súper secos, te dicen eso me gusta, eso no me gusta, tira por allí, tira por aquí, pero ya está. Tienes que averiguar incluso si le gusta, así que miras sus ojos, a ver qué cara pone (ríe).

En España me pasaba que sentía que me cortaban mucho y te enseñan para crear algo muy comercial, muy para las ventas. Sé que al final es así, que moda es un negocio y que tienes que vender para crear tus colecciones. Es también un arte, pero es un arte “vendible” porque la gente tiene que ponérselo pero creo que en las facultades te tienen que enseñar a sacarlo todo fuera y ya después vendrá la parte comercial.

Yo el último año tendré que pensar más en mi “cliente” y  en las terminaciones de los vestidos. El primer proyecto que hice se llamaba “White Project” y nos daban dos tejidos el fieltro y el algodón… Con eso, re dicen “vuélvete loco” y no tienen en cuenta las terminaciones, quieren ver cómo creas cosas.

SC!: ¿No tenéis ninguna clase “teórica”?

EN: Tenemos una clase teórica, los martes, que es Cultural Studies que son estudios culturales pero aplicados a la moda… sobre la sociedad, cómo la sociedad se ve influida por la moda y viceversa…

SC!: Esta asignatura parece interesante y necesaria…

EN: Lo es. El último proyecto que he hecho ha sido sobre el carnavalesque, cómo la moda se nutre del carnaval como tradición, y cómo durante el carnaval la gente no tiene miedo a vestirse y disfrazarse  pero al día siguiente tiene que volver a la normalidad, cómo esos días no pasa nada pero después siguen su vida normal, el miedo al qué dirán…

SC!: Así debería ser…

EN: Efectivamente, yo en Londres voy tranquilamente y aquí parece que la gente… no sé como si hicieras algo malo…

SC!: ¿Hay una criba natural en Central St Martins?, es decir, ¿van “cayendo” estudiantes a lo largo de la carrera?

EN: A ver, hay gente que no puede seguir por temas económicos o porque se ven poco preparados y necesitan un año para formarse un poco, otra gente… que por ejemplo, el tercer año es de prácticas y no es obligatorio hacerlo… y lo dejan.

SC!: Londres, además de ser una ciudad cara, tiene universidades también muy caras…

EN: Hay miles de becas, de préstamos que te hacen y que tienes que devolver cuando empieces a trabajar y ganes más de “x” libras… O alumnos que trabajan un año y al año siguiente hacen un año de la carrera, después paran otro año para trabajar y ahorrar… y vuelven y hacen segundo… Londres es una ciudad para estudiar.

ernesto_3

SC!: ¿Dónde te vas a Londres para inspirarte?

EN: En la parte East hay tantos museos, como el  Victoria and Albert Museum ( http://www.vam.ac.uk) es un sitio estupendo donde nos mandan a dibujar, a tomar notas, a ver tejidos, bordados… Pero es andar por las calles, no hay un sitio clave. Es muy típico decir “cualquier cosa me puede inspirar”  pero es que es así porque ellos quieren que su tu proyecto sea personal, que se refleje tu personalidad en tu proyecto. Por ejemplo, en nuestro último proyecto nos han dicho que nada de fotografías ni inspiración… que dibujásemos, etc., pero de nada ya hecho. Que sea todo sobre ti, tus sentimientos, tu visión. Ya hemos caído en la monotonía de eso de hacer el research, el developement, el design development y el garment. Ese proceso se ha quedado un poco antiguado.

SC!: Defíneme tu estilo como diseñador…

EN: Estoy en ello pero creo que un estilo propio todavía es muy difícil. Cada día  me levanto de una forma y eso se refleja incluso vistiendo yo mismo. Yo hoy me apetece vestirme entero de cuero y mañana me apetece ponerme un batín y me voy a la calle.

Yo sé que tengo claro que no soy una persona de estampados, sí algo pero no me rijo por eso. Me gustan las líneas rectas, no me gustan los volantes, ni los encajes. Me gustan las estructuras grandes, fuertes, con líneas puras. No soy un diseñador de trajes de novia, no me veo pero ¿quién sabe? Si se atreven… (ríe).

En fin, todavía estoy defiendo mi estilo, a partir de tercero y ya en cuarto, con la colección final, te lo piden.

SC!: Tu tejido “fetiche”…

EN: No tengo tejido fetiche. Lo que no hago es ir a tiendas convencionales de telas. Por ejemplo, me gustan las ferreterías, los almacenes de construcción… Materiales que te dan formas que no están vistas: una malla, un hule, un neopreno. Son materiales más tecnológicos, no destinados para vestir pero que a la hora de crear te da más opciones que una seda o un plumeti, o algo así.

Ellos mismos, en Central St Martins, nos dicen que no nos centremos en materiales convencionales, que busquemos otras cosas. Hay muchos tejidos tecnológicos que están sacando muchas empresas ahora, para atletas, buzos, para los forros de mil cosas.

SC!: Es la primera vez que te presentas y has sido seleccionado para desfilar en EGO…

EN: Sí, ¡qué mareo! Es la primera vez que me presento por mucha presión que había detrás, mucha gente diciendo “preséntate, preséntate”. Y yo quería primero terminar mi formación pero, luego, pensándolo bien, y calculando lo que me queda de estudiar y además pensé que era el momento. Entonces envié mi colección, cogí uno de mis proyectos de la carrera y me han seleccionado. Estoy muy contento. Así que ahora mismo estoy haciendo realidad esta colección que empecé en verano porque para presentarte a EGO tienes que tener, como mínimo, tres prendas acabadas. Yo presenté cuatro y veintiún looks en bocetos.

SC!: ¿Has creado una colección exclusivamente para EGO, nueva de principio a fin?

EN: El proyecto que voy a presentar es la prolongación del primer proyecto que hice para mi universidad,  el “White Project”. He hecho como una ampliación de ese proyecto, mezclado con otro proyecto que tenía de antes, que también era muy arquitectónico.

Así que ahora estoy cose que te cose,  intentando meter todo lo posible ahora porque me voy a Londres en Enero y el EGO es en Febrero.  Intento hacer un look al día de los 20 que voy a presentar (aunque ya tengo hecho 4).

SC!: ¿Sabes con quién vas a desfilar?

EN: Sé que voy a desfilar con Leyre Valiente y Herida de Gato, por ejemplo.

ernesto_2

SC!: ¿Cómo vas a sorprender?

EN: No sé. Yo voy a intentar hacer lo que yo soy e intentar hacer algo chulo, un show. No voy a hacer nada comercial. La gente espera del joven diseñador algo creativo, no espera nada convencional y que haya visto antes. Además, para mí, la pasarela es la pasarela y después ya se venderá eso o se adaptará a otra forma para que se venda transformada. Y en el desfile está la gente para no aburrirse. Esos desfiles que las modelos pasan, y vuelven a pasar, posan… me aburren. A mi me tiene que llegar la primera impresión, no me importa que el desfile dure dos minutos. Quiero que las prendas transmitan algo, algún sentimiento.

SC!: Intenta poner dos palabras la colección que vamos a ver en Febrero…

EN: Pues “límite” que es el nombre de la colección y “quietud”: cómo el cielo se mezcla un poco con el edificio, la línea. Es el concepto del límite divisorio que hay entre el cielo y el edificio, esa línea que se crea es la que me guía para hacer los cortes de los vestidos, para transmitir esa quietud de la parte alta de los edificios y luego cómo esa línea va bajando hacia la ciudad y va experimentando todo ese jaleo de la ciudad: los coches, el ruido… y se va enredando un poco.

Yo salí a la calle, ví la ciudad de Londres y encontré la inspiración. En Central St Martins no empezamos nada con referentes de moda, son referentes opuestos y nos hace mucho hincapié en que caminemos por la ciudad, que dibujemos, que nos lo pasemos bien, que hay es donde más creatividad se ve, que veamos cine, que salgamos.

SC!: Y tú, ¿cómo te definirías?

EN: No sé, se supone que yo era una persona tranquila, sosegada y lo sigo siendo pero ahora me estoy moviendo mucho con tantas emociones alrededor y tanto que hacer. Sigo siendo ordenado, me gusta las cosas en su sitios y eso se transmite en las cosas que hago, algo recto y limpio.

SC!: ¿Tienes algún hobby?

EN: No tengo hobbies más allá de lo que hago. Yo creo que la moda es mi hobby por eso yo no pensaba antes en estudiar moda, porque lo veía como un hobby hasta que me di cuenta de que eso se estudia, se trabaja y que hay una industria alrededor de esto muy fuerte. Yo estoy 24 horas dedicado a eso, viendo vídeos, formándome, viendo lo último, haciendo bocetos.

SC!: Algún diseñador novel que te guste

EN: Leandro Cano, Alba Prat, Paula Cánovas, que estudia conmigo en St Martins, ella trabaja el print, totalmente contraria a mí,  muy colorido… Es muy buena.

SC!: Un color…

EN: El blanco. Yo no llevo blanco normalmente pero me gusta el blanco como base como un lienzo sobre el que se pueden hacer cosas, dibujar y hacer estampados. También es porque es el color de mi colección pero mañana puede ser otro… aunque siempre me gustan los colores neutros, el negro, el gris, el azul.

SC!: Algún diseñador referente… que te inspire

EN: Que me sirva como referente pero me gusta mucho Nicolas Ghesquière, me encantaba lo que hacía en Balenciaga. No me gusta nada, por cierto, lo que está haciendo Alexander Wang ahora porque me parece muy comercial. Me parece más interesante lo que hace en su marca que lo que hace en Balenciaga, es más atrevido.

Rick Owens me gusta mucho también…

SC!: ¿Dónde te compras la ropa?

EN: Yo, en Londres, toda. Toda “Vintage”, en Rokit, Beyond Retro. También en las tiendas de Oxfam, las charity shops...

SC!: Define moda…

EN: Para mí es 24 horas al día dedicado a moda. Es como un sentimiento, es algo que te llega. Si  no te llega es que no es tu sitio. Hay un montón de gente que quiere dedicarse a la moda porque piensa que la moda es algo superficial, los eventos, la fiesta y la moda es algo más profundo, no es tan superficial como se piensa. Tiene su parte superficial pero donde de verdad se respira moda es dentro de los talleres de diseño.

ernesto_4

SC!: ¿Qué piensas que hace falta en este país para que se constituya una industria de la moda que apoye a los nuevos diseñadores?

EN: El problema es la mentalidad arcaica que tenemos aquí, y me incluyo aquí. Todavía me parecen raras algunas cosas y me chocan pero, a veces, eso chocante, si lo exploras y lo desarrollas bien puede resultar algo interesante.

Los jóvenes diseñadores necesitan apoyo, subvenciones pero subvenciones con cabeza porque se han dado muchas ayudas y hemos hecho muchos eventos y muchas fiestas con eso y no hemos abiertos negocios para seguir adelante. Y, al final, el diseñador que trabaja, lucha y le va bien es el que no ha recibido ningún apoyo económico. Hay muchos diseñadores que han caído ahora que han vivido años y años de estas ayudas y ahora que hay, pues no pueden seguir.

Es bonito hacer un desfile, como por ejemplo el EGO, y te lo  puedes plantear de dos maneras: o como plataforma para hacer prácticas o para trabajar o para montar tu empresa. El problema que le veo es el premio que te dan y que consiste en que te lanzan fuera pudiendo desfilar en alguna pasarela internacional. Está muy bien pero si el diseñador novel ha tenido problemas para crear esa colección para EGO, ¿cómo va a crear otra colección sin dinero? Yo creo que sería mejor, por ejemplo, ser esponsorizado por alguien, conseguirle a alguien que le de dinero o llevarlos a las ferias de moda. Eso sería un buen premio.

Lo genial es que vamos a tener en EGO modelos buenísimas, la fotografía, el vídeo, la proyección, la prensa. Pero muchas veces necesitamos otro tipo de ayuda… no sé, que alguien vea la colección en EGO y diga “este diseñador vale, vamos a apostar por él”.

SC!: ¿Para dónde van los tiros en moda?

EN: Es todo muy ecléctico y depende de la ciudad. Nueva York es muy diferente a Paris. Paris es más artístico, es donde empezó todo. NY es lo comercial, el NY real, el “sport” 100% y “ready-to-wear” por excelencia.

La moda, en general, va por donde el negocio la guía. Sigue habiendo diseñadores independientes que se olvidan de este negocio y hacen realmente lo que les gusta pero llega un momento en que no pueden mantener su negocio y se suben al carro. Y ahí está la cosa, que la moda,  al ser negocio y regirse por las ventas, pues tiene que gustar a la gente para que la compre.

SC!: La parte empresarial es igualmente importante porque, al fin y al cabo, moda es una industria. ¿A vosotros en Central St Martins os dan nociones de negocio online, e-commerce, etc?

EN: No. nada. Mi idea es cuando salga de ahí es trabajar en empresas unos años, ver cómo se trabaja en ellas y si veo que es hora de montar mi empresa una vez formado en diseño y empresa, pues lo haré. Pero no podemos montar una empresa de moda sin saber de temas empresariales porque que te caes.

SC!: Tu sueño inalcanzable…

EN: No lo sé porque me gustaría tener mi propia firma que fuese igual de bien que algunas formas independientes que hay. Me gustaría ser un diseñador independiente y no estar dentro de ningún conglomerado, como un holding de lujo. No me gustaría necesitar de ese holding. Yo me conformaría con tener una firma, un Rick Owens, que me fuese bien.

SC!: ¿Qué te hace feliz a ti?

EN: Yo soy feliz, me gusta lo que hago, estoy en el sitio adecuado, hago lo que me gusta. Esta vida es muy corta para hacer algo que no te guste.


El equipo de So Catchy! Where Fashion Begins estará en EGO en próximo Febrero para apoyar a esta promesa del talento novel español.

Layout by Michael Padilla